Derechos Humanos: responsabilidad política colectiva por una vida en paz

Un día como hoy pero en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Es por esta razón que el 10 de diciembre es conocido como el día de los Derechos Humanos.

La historia de los Derechos Humanos esta bañada en sangre, porque la existencia de los mismos ha significado una opción para evitar la barbarie a la que la humanidad esta acostumbrada a someterse en nombre de sus intereses y ambiciones. Miles de mujeres y hombres murieron en nombre de la igualdad, la libertad y la democracia, principios bajos los cuales se orientan los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El que hoy muchas y muchos tengan el privilegio de tener derechos bajos los cuales amparar sus vidas, es el regalo que heredaron quienes murieron por esa posibilidad.

La importancia de los Derechos Humanos es significativa en cuanto representan un conjunto de responsabilidades socio-políticas en relación a la vida de todas las personas del mundo. La intención de la Declaración Universal de los Derechos Humanos está en poner como iguales a todas las personas, para con ello posicionar una posibilidad de paz en los territorios. Sin embargo, a 72 años de su promulgación, la posibilidad de la paz aún no es una idea aplicada como política universal, pues las violencias se han intensificado y las vulneraciones a los Derechos Humanos se han puesto sobre la mesa en la cotidianidad.

Los Derechos Humanos son un esfuerzo importante por proteger la vida, sin duda alguna desde la promulgación de los mismos en 1948, las vidas de muchas personas del mundo se abrieron a posibilidades que antes hubiera sido imposible imaginar, por ejemplo, gracias a los Derechos Humanos las personas de identidades genero-sexuales diversas han logrado alcanzar reconocimientos a sus derechos que les ha permitido defenderse y posicionarse en la sociedad, así mismos, las mujeres han logrado fortalecer sus luchas por la dignificación de sus vidas. Sin embargo, es importante resaltar que la existencia de los Derechos Humanos no garantiza el cumplimiento de los mismos, y este ejercicio de cumplir con ellos, conlleva un trabajo generacional grande en educación socio-cultural, que posiciona retos escalables que a la vez requiere de una responsabilidad política colectiva por la vida imposible de ignorar.

Al día de hoy la humanidad aún tiene prácticas dolorosas que se prohíben en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como por ejemplo: la esclavitud, las masacres, las guerras financiadas por estados, negación a los procesos de movilización social, condiciones laborales precarias, sistemas educativos desiguales, negación de la vida por raza, género, orientación sexual o nacionalidad, entre muchas otras. Lo anterior, demuestra que a la fecha las personas de todo el mundo tienen grandes retos en términos del cumplimiento de los Derechos Humanos.

Es valido resaltar, que el cumplimiento de los Derechos Humanos no es un proceso mecánico, sino, que es un proceso socio-cultural, y por tanto implica entender los mismos en lógica de proceso y de relevo generacional, y es allí, donde está el verdadero reto de los Derechos Humanos, en la forma como se heredan estilos de vida diferentes a los ya conocidos. En términos concretos, el mayor reto de los Derechos Humanos está en la conciencia histórica, porque implica vivirlos y heredarlos reconociendo: el pasado como alimento de las reflexiones y acciones del presente y con ello proyectar las posibilidades transformacionales del futuro.

De acuerdo a lo anterior, es importante rescatar las palabras de la lideresa comunal indígena y Trabajadora Social Colombiana Cristina Bautista Taquinás, quien fue asesinada el 29 de octubre del 2019, en el resguardo de Tacueyó, del departamento del Cauca, por disidencias de las Farc mientras ejercía su labor como Gobernadora Indígena. A continuación las palabras de su ultimo discurso, que fue dado el 13 de agosto del año 2019, durante la audiencia pública en Toribio, en el resguardo San Francisco:

Uno de los principios como pueblos indígenas es la unidad, tenemos un lema, y es: Tocan a uno, tocan a todos.

En este momento en el municipio de Toribio somos 35.000, están los 102 pueblos indígenas que hacen parte del territorio nacional, están los pueblos indígenas de los diferentes continentes, los hay del continente europeo, los pueblos indígenas del continente africano, los pueblos indígenas asiáticos. Cuando nos sentamos y miramos las necesidades y las problemáticas son muy similares en cada uno de los territorios de los pueblos indígenas del mundo.

Hago una invitación al estado colombiano, en este momento Vicky Tauli, que es la relatora de los derechos humanos de los pueblos indígenas, está solicitando un espacio para venir a Colombia. Hoy en este evento, le hacemos la invitación a que Vicky Tauli como relatora de los derechos de los pueblos indígenas a nivel del mundo, venga al territorio nacional colombiano.

Cuando miramos esta situación, no solamente es en el territorio de Toribio, está pasando en los resguardos del territorio chocoano, es una problemática nacional, y como nuestro principio es la unidad, yo creo que somos más, no creo estoy convencida, que son más los que queremos la paz que los que quieren la guerra. Si hay alguno aquí presente de los grupos armados, que tal vez esté muy seguramente, le invito a que se una a la paz. No queremos más victimas.

Y tal vez aquí hay personas que no son del territorio y están presentes hoy, la guardia no tiene una remuneración, es un trabajo voluntario, ¿por qué lo hacen o por qué lo hacemos?, porque amamos el proceso, porque creemos en un mejor futuro para nuestra comunidad. Cuando hablo de comunidad hablo de los niños, los jóvenes, las mujeres, los ancianos, esto es comunidad para nosotros.

También, a cada uno de los garantes de los derechos humanos, que en este momento están como misión y verificación la ONU, después de firmar un acuerdo de paz, hay unos datos estadísticos que tenemos del territorio de cuántas amenazas hay y de cuantos muertos han habido. A la OEA, como otro garante, es visibilizar esta realidad hacia afuera.

A todos los defensores de los derechos humanos que quieran aportar un grano de arena, invitarlos a que se unan a esta causa, y a toda la comunidad que hoy nos está escuchando por los medios de comunicación o que nos está viendo, no es una problemática solo de los pueblos indígenas, está pasando con las comunidades afro, está pasando con los campesinos, y hemos dicho: si nos quedamos callados nos matan y si hablamos también, entonces hablamos. Hay un panfleto que dice que nadie ande con los símbolos de nuestra organizaciones y como movimiento indígena, esta mañana en la Institución Quintín Lame, decíamos: ahora vamos a hacerlo y con mayor fuerza.

Invitar a los jóvenes que están aquí, a los niños, es la generación que va ir relevando el proceso generacional de liderazgo. Invitar a los padres de familia que están aquí, ¿yo les pregunto ustedes saben con quienes andan sus hijos? ¿a qué hora salen, a qué hora entran? Y tenemos una problemática en el territorio y para nadie es un secreto, es momento de que nos acudamos de muchas cosas.

¿De qué le sirve a usted tener una buena comida, pero no tenemos una vida?, dos vidas al día de hoy. Hay una proyección que está especifica al municipio de Toribio, tenemos que fortalecer la soberanía alimentaria, hemos venido cuidando el tema de los ríos, las aguas, del medioambiente, tenemos que seguirla fortaleciendo, y tenemos que ir mejorando el tema de salud, porque creemos que estamos comiendo bien pero hay una cantidad de enfermedades.

A toda la comunidad toribiana presente en este espacio, unámonos, si hay que hacer una acción vamos todos, los profesores, los estudiantes, la guardia, las amas de casa, todos. A invitar que cuando se den las acciones por cada resguardo estemos todos, eso se llama comunidad. Nosotros solo somos una representación, la comunidad ha tenido bien que le representemos, pero esto es una tarea de todos y de todas. Y a la familia que hoy está aquí que Dios les de mucha fortaleza, son momentos duros, pero hoy vemos que no estamos solos, y ha sido un proceso histórico que nos ha tocado así de esta manera. Entre más nos unamos y hagamos las acciones juntos todas y todos vamos a encontrar un resultado efectivo.

Y a los grupos armados está es nuestra casa, y como autoridades desde el núcleo familiar no son bienvenidos. No son bienvenidos a los que está reclutando los menores, no son bienvenidos a los que están pagando, hay unos mandatos establecidos desde la comunidad, personal de afuera que este des-armonizando al territorio se va, y los que no estén aquí llevelen la voz, personal que está aquí en el territorio y está des-armonizando no es bienvenido, ya con muchos nos hemos encontrado y les hemos dicho: voluntariamente retírense del territorio de lo contrario arrancaremos una ruta jurídica por ley ordinaria, por lo hechos que se están cometiendo. Esto es lo que la comunidad ha mandatado, y hoy lo socializo a cada uno de los que estamos presentes en este lugar. Tengo una frase que está en eclesiastés, dice: No hay nada debajo del cielo que no salga a la luz. Y los que mataron, asesinaron, a los guardias tienen que salir a la luz, este caso no va quedar impune.

Estas son mis palabras como Resguardo de Tacueyó, somos 6 personas que estamos por cada uno de los bloques. Hay una invitación, tenemos que seguir fortaleciendo los guardias, guardias somos todos, pero todos en la acción“.

En conclusión, los Derechos Humanos son un logro de la humanidad que debe seguirse reflexionando y agenciando, porque es un error pensar que con solo su existencia ya es suficiente. La pertinencia de los Derechos Humanos está en la oportunidad de cuestionarlos, actualizarlos y territorializarlos de acuerdo a las mismas dinámicas sociales a la que la humanidad se ve enfrentada en su trama vital. La humanidad como especie tiene la tendencia a transformarse para adaptarse no a su entorno sino a sus necesidades, lo que hace que los Derechos Humanos deban estar a la vanguardia de las reflexiones y prácticas que como especie innova en su habitar, no solo con el animo de aceptarlas, sino de también de poner bajo sospecha estas prácticas y reflexiones que son posicionadas en momentos históricos determinados. Los Derechos Humanos no pueden ser el fin en la tarea de construir sociedades en paz, sino, que deben asumirse como dispositivos que aportan marcos de posibilidades.

Fuentes consultadas

Gómez-Martínez, J. S. (2019, 2 noviembre). Callar no es una opción, Trabajadora Social Cristina Bautista Taquinás. Trabajo Social Aquí y Ahora. https://trabajosocialaquiyahoraonline.wordpress.com/2019/11/02/trabajadora-social-cristina-bautista-taquinas-lideresa-indigena-luchadora-por-la-paz-y-los-derechos-humanos-en-el-cauca-colombia/

Naciones Unidas. (2015). Declaración Universal de los Derechos Humanos [Libro electrónico]. https://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf

United Nations. (2020). Día de los Derechos Humanos | Naciones Unidas. https://www.un.org/es/observances/human-rights-day

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s